SUICIDIO DEL PRESIDENTE SEVERIANO GIMENEZ

William Ojeda García

En una jornada de trabajo hablaba con mi amigo Raúl Freitez Cronista Oficial de San Felipe junto a otras personas interesadas sobre cosas que han sucedido en la ciudad. Y surgió el nombre de don Severiano Giménez Giménez de quien aun no se tiene claro sobre las causas que motivaron su suicidio siendo presidente del estado Yaracuy hecho ocurrido en la propia casa de gobierno. Fue un hombre con grandes preocupaciones por su tierra, pulcro en la administración de los bienes de Yaracuy durante su presidencia en la época gomecista.

 Nació en Urachiche, hijo de Joaquín Giménez García y Juana Giménez quienes procrearon ocho hijos: cinco varones y tres hembras, el mayor de ellos General Juan Victoriano Giménez quien fue presidente del estado Yaracuy y también murió trágicamente en ejercicio de sus funciones en 1923. Don Severiano fue organizador de exposiciones agropecuarias y dio realce a las fiestas patronales de Mayo. Intelectual, hacendado y comerciante prospero llego a ocupar la presidencia del estado Yaracuy desde el 29 de Septiembre de 1927 en reemplazo del General José Antonio Baldó y en ejercicio de sus funciones cuando poco faltaba para tomar posesión de la presidencia del estado Portuguesa designado por el General Juan Vicente Gómez, se quito la vida disparándose un tiro en la boca con revolver calibre 38, en la propia casa presidencial la mañana del lunes 12 de mayo de 1929 por circunstancias que aún se desconocen hecho lamentable que estremeció a la región.

 

Don Severiano Gimenez G

Don Severiano Gimenez G

De inmediato fue sustituido en el cargo por el General Félix Galavís quien estuvo presente en su entierro en el cementerio de San Felipe el martes 13 de Mayo. Don Severiano Giménez es reconocido como un funcionario honesto en las actividades públicas, con principios democráticos que muchas veces chocaban con los lineamientos del jefe supremo del país de aquella época que se creía que Venezuela era una hacienda suya. No fue un hombre para la guerra ni la diatriba, sino para el trabajo fecundo. Era conciliador, amante de las letras y bachiller. Su nombre quedo perpetuado en el Parque Exposición inaugurado casi 30 años después de su muerte por el Presidente de la República, General Marcos Pérez Jiménez y el Gobernador Guillermo Cordido Rodríguez, el 29 de abril de 1956.

Ciertamente Don Severiano Giménez sustituyo en la presidencia del estado Yaracuy al General José Antonio Baldó quien fue enviado por el General Gómez a la presidencia del estado Trujillo. Giménez ratificó en la Secretaria General de Gobierno al Br. Manuel Segundo Álvarez y designo para la Tesorería General a Ricardo Cordido, completando sus cuadros políticos y administrativos preferiblemente con elementos nativos o vinculados a la región yaracuyana. Algunas personas que llegaron con el General Baldó se quedaron en Yaracuy y se vincularon a sociedad donde posteriormente adquirieron nexos familiares y propiedades urbanas o rurales.

Durante el gobierno de Don Severiano Giménez se produjo en Caracas el levantamiento militar que acaudillaron algunos jóvenes oficiales y estudiantes yaracuyanos como el Capitán Rafael Álvarado Franco y el Teniente Rafael Antonio Barrios Feliz y los bachilleres Jesús Miralles, Carlos Rovatti y Aurelio Esparragoza. En esos tiempos también sufría prisión política el joven intelectual sanfelipeño Alberto Ravell en el Castillo San Felipe de Puerto Cabello, por su indomable rebeldía contra el régimen dictatorial de Gómez la política seguida por la administración regional de Don Severiano Giménez fue el contraste a la llevada en otras partes del país, sirvió de amparo y protección para familiares de aquellos jóvenes dirigentes de la oposición activa sometidos a persecuciones y a prolongadas permanencias en las infernales cárceles del régimen autoritario como el Cuartel San Carlos y La Rotunda.

En el occidente del país las cosas se desenvolvían agitadas y era preocupación del General Gómez aplacar la situación ante el levantamiento en armas del General Rafael Gabaldon acompañado por personas descontentas con el régimen dictatorial. El Presidente Juan Vicente Gómez procedió realizar cambios en la presidencia de los estados vecinos amenazados por la conjura oposicionista. Al General Rafael Maria Velasco que servia en Lara lo llamo para ocupar la gobernación de Caracas siendo reemplazado por el General Pedro Lizarraga (nacido en San Pablo-Estado Yaracuy) y más tarde por el General Pedro María Cárdenas.

En esa hora conflictiva el dictador puso al frente del estado Lara al General Eustaquio Gómez, familiar suyo, de antecedentes terribles. Para Portuguesa traslado a don Severiano Giménez y en su lugar nombro al tachirense General Félix Galavis para el estado Yaracuy, ambos sin mando de tropas. El primero por su condición reconocía de hombre de trabajo desvinculado de toda actividad bélica. El segundo, amigo de la familia Gómez y por haber permanecido durante años como inspector general del ejército y jefe del estado mayor de las Fuerzas Armadas Nacionales, aunque alejado de sus favores por recelos provenientes por posiciones contrarias al círculo cada vez más estrecho, que formaban los allegados y familiares íntimos del caudillo.

 LA PRIMERA CASA DE GOBIERNO DE YARACUY DONDE SE SUICIDO SEVERIANO JIMENEZ

LA PRIMERA CASA DE GOBIERNO DE YARACUY DONDE SE SUICIDO SEVERIANO JIMENEZ

Don Severiano Giménez iba a ocupar la presidencia del estado Portuguesa, vacante por la derrota que las tropas del General Gabaldon le propinaron al General Baldo (ex presidente de Yaracuy) herido en la acción en Guanare. Cuando todo se consideraba listo para la salida hacia Acarigua, capital del estado Portuguesa para asumir el alto cargo, por motivos que aun no han sido aclarados don Severiano Giménez decidió quitarse la vida en la madrugada del lunes 12 de mayo de 1929 en la casa presidencial de San Felipe (donde hoy está la Zona Educativa en la Av. Libertador). Este hecho consterno a Yaracuy y muchas partes del país. Gómez quedo sorprendido ante la fatal decisión del mandatario yaracuyano quien murió siendo presidente del estrado Yaracuy y presidente designado del estado Portuguesa. No llegaba a 50 años de edad.

El General Félix Galavís asistió a los funerales de don Severiano Giménez cuyos restos fueron velados en la capilla ardiente en una vieja casona que aun existe en la cuarta avenida entre calles 14 y 15 en San Felipe, siendo sepultado en el cementerio de San Felipe al día siguiente, martes 13 de mayo, y mucha gente del pueblo y los funcionaros de su gobierno acompañaron al féretro con sus despojos para darle cristiana sepultura. Galavis asumió de inmediato la Presidencia de Yaracuy dejando ratificado en el cargo de Secretario General de Gobierno al Br. Manuel Segundo Álvarez.

Numerosos comentarios circularon en la población acerca del suicidio pero “oficialmente” nunca se fijo posición o se declaro el motivo real de la fatal decisión del mandatario. Donde esta sepultado don Severiano Giménez se construyo un mausoleo, labrado artísticamente con mármol y otros materirles traídos de Italia donde aun permanece intacto desde su sepultura.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s