Al calor de la Feria de Mayo de 1910 a 1957 (1era parte)

A pesar de que muchos de estos eventos ocurrieron en ciertos periodos históricos a los que se refiere esta crónica, y afectaron al estado y por ende a la ciudad sanfelipeña, las festividades o fiestas tuvieron algunos altibajos, y aún así jamás se despojó al pueblo de sus fiestas engalanadas con indumentarias de diversos verdes degradados, coronada con las gotas sagradas de la lluvia de mayo y con la pedrería brillante de su gente, al abrigo de nuestro cielo, con ese esplendor inconfundible de nuestra heredad y al olor a tierra mojada, de jobos y pomarrosas.
Linda Cristina López
Atareada en mis cosas de siempre, la lectura, la escritura y el cuidado de mi familia, en ese ir y venir interminable -Dios quiera que por muchos años- en las calles de mi San Felipe, recibí un mensaje de Raúl Freytez, mi amigo el Cronista de la ciudad de San Felipe. Su saludo, siempre atento y afectuoso, llegó con la brisa de esa tarde calurosa de marzo de 2014. Como siempre me insta a un compromiso para con él y nuestro pueblo. De la manera más sencilla y amable, dice sin preámbulo: “Por favor, Linda, escribe una líneas sobre la reina de la Feria de Mayo de 1957, María Josefina Auxiliadora Mazzei Curiel”.
Entonces decidí cumplir ese encargo rodeado de hermosos recuerdos, anécdotas e íntimos sentimientos afectivos que embargan a la familia Ortega, sobre “la hermana o la tía Josefina”, como nombramos a quien dibujo letra a letra en este retrato.
La Feria de Mayo antes de 1957
Es oportuno un breve paseo por las veredas de la historia de lo que fue la Feria y Fiestas Patronales, Feria de Mayo o Ferias Agropecuarias e Industriales, según fueren denominadas en distintas fechas. La información obtenida que contiene datos importantes en el desarrollo de este evento que se realiza en la ciudad sanfelipeña fue tomada, revisada y sistematizada en razón de que no todos contienen o hacen referencia a la misma información y otros sí son muy coincidentes.
Es importante mencionar que es un trabajo no concluyente, no terminado y sujeto a revisión. Éste podría servir de aporte a futuros trabajos investigativos y como incentivo a la vecindad sanfelipeña para abordarlo y concluirlo. El esfuerzo bien vale la pena, así como el apoyo de quienes poseen información complementaria ya que la misma es para la memoria de nuestra gente y de todo el estado.
La data obtenida proviene de publicaciones realizadas en el marco de las ferias, artículos aparecidos en diarios regionales, decretos, anuncios publicitarios y en documentos realizados por periodistas e historiadores de nuestro estado que reposan en instituciones como la Biblioteca Pública Félix Pífano, en el Centro de Historia del estado Yaracuy y en archivos particulares. Se tienen así algunas informaciones para iniciar el viaje hacia los recuerdos.
Julita Palencia fue la primera Reina de las Fiestas de Mayo en 1935

Julita Palencia fue la primera Reina de las Fiestas de Mayo en 1935

Antecedentes
En San Felipe son evocadas las fiestas patronales en Honor al Santo Patrono San Felipe, cuya imagen fue rescatada de entre los escombros y ruinas tras el terremoto del 26 de marzo de 1812, que causó grandes estragos en nuestra ciudad.
El Dr. Alfonso Bortone Goitia, en una entrevista realizada por el periodista Julio César Hernández (Mayo, 2001), para el programa “Interlocutor 44”, en Radio San Felipe “El Fuerte”, dijo: “cuando se instaló el primer cabildo de San Felipe se inician las fiestas patronales en honor a San Felipe Apóstol, desde el primero de Mayo de 1731”. Las actividades se circunscribían a lo eminentemente religioso, debido al carácter creyente de la población en esa época.
Para 1910, se señala que eran los miembros de la comunidad quienes se encargaban de la organización y la recolección de fondos para la celebración de las fiestas en honor al Excelso Patrono, hecho que se deduce, según la profesora y periodista Lisbella Páez, en trabajo consignado como colaboración al Centro de Historia del Estado Yaracuy, titulado “Ferias de Mayo 96 (pág. 3) de unas palabras expuestas por los pobladores del entonces que rezaban: “¡María Santísima, San Caralampio! Sálvanos de las garras de la junta recolectora. Que se diviertan mucho y hagan oración para que lleven las almas blancas los que piensan trasladarse al otro lado maravilloso dirigible que surca el infinito ostentando su penacho cianogénico”.
Tres artículos coinciden en señalar que en 1917, Dorliza Giménez (nombrada Doralisa en uno de ellos), “se dedicó a recabar fondos para que el Santo Patrón de la ciudad de San Felipe, recorriera la ciudad en procesión”. Después el Ejecutivo, decretó que tal fiesta se cargara a su cuenta, (Diario Yaracuy al Día, artículo del 27 de Abril de 1996 denominado “Las ferias y fiestas de mayo en el marco del Crac del 29. Páginas 11 y 12. Lisbella Páez y “El Patrono de la Fiesta de Mayo” que aparece en la Pág. 3 del documento denominado “Ferias del año 96”. Agrega el artículo “50 años de feria” que “las fiestas hacían énfasis en lo religioso, celebraciones populares en donde se destacaban las peleas de gallo y toros coleados”.
Según la entrevista antes citada, realizada al Dr. Alfonso Bortone por Hernández, para el año 1923 “el General Victoriano Jiménez, siendo Presidente de Estado, anunció la organización de una feria, pero no llegó a realizarla por haber muerto, correspondiéndole hacerla al General José Antonio Baldó, pero que no se llamó Feria sino Muestra Agrícola e Industrial”. Dijo Bortone que fue efectuada entre lo que es hoy la 6ta y 7ma. Avenidas con calle 12, donde posteriormente funcionó el Mercado Municipal de San Felipe. Se otorgaron premiaciones por la mejor producción agrícola a la firma de los hermanos Juan V. Serva, por la buena calidad del cacao; también a los hermanos Lizarraga (San Pablo), por el mejor café y a los hermanos Martínez Ojeda, en Yaritagua, por la excelente caña de azúcar.
La ocurrencia de ese hecho es expuesto en el artículo “50 años de feria”, como sucedido en 1924 y no en 1923, que fue iniciativa del General Torrellas, donde además se agrega que se exhibieron muestras artesanales provenientes de Camunare y Cocorote, sobre todo de arcilla y barro.
Posterior a esta fecha se señala la existencia de una serie de Juntas Directivas u organizadoras, designadas o elegidas, para llevar a cabo la fiesta que en sus inicios tenía un carácter eminentemente religioso que comprendía la procesión del Santo por las calles del pueblo, peregrinación, arreglo del Patrono San Felipe; misa, ofrendas, entre las actividades centrales y que aún perduran.
De las Juntas Directivas
Entre la conformación de las Juntas se pueden identificar en los documentos de los siguientes años: En 1926, estuvo conformada por el Vicario Dr. Fidel Tovar y presidida por el Dr. Arturo Álvarez, José Mario Rizzutti y el Br. J. M. González como primer y segundo vicepresidente, respectivamente y entre los vocales: Aquiles Cirimele, Dr. R. Peña Robles y el Tte. Gabriel María Reyes Zumeta.
Para la década de los años 30, figuran en 1932 los ciudadanos designados por el Ejecutivo del Estado: Luis A. Sanz H. (Presidente); Teodosio Barrios Veliz (Primer Vicepresidente); Nicolás Perazzo (Segundo Vicepresidente); José María Rizzutti (Tesorero); Blas Miguel Bello (Secretario); Vocales: Francisco Seijas, A. Rodríguez López, José Miguel Niño, G. Zerpa L; M. A. Álvarez de Lugo y Enrique Iribarren. En 1934, Manuel Esteban Puche, Atahualpa Domínguez, Gregorio Zerpa, José M. Rizzutti, Ramón Sanz, Homero Pinto, Federico Ponce, Santiago Valbuena y Andrés Frágenas. En 1935, Guillermo Roldán, Gregorio Castillo, Camilo Lugo, Elías Cellis y repiten: Manuel Esteban Puche y M. A. Álvarez de Lugo. Para 1936, se encuentran J. M. Rizzutti, Luis Quiroz, J. Vicente Navas y Tomas Morales, mientras que en 1937: Pablo Avendaño (Presidente), Nicolás Daza (Primer Vicepresidente), L. Cova (Segundo Vicepresidente), Manuel Álvarez (Secretario), Carlos Torrealba (Tesorero) y Abel Díaz y H. Masso (Vocales).
En 1942, las fiestas fueron coordinadas por el Dr. Héctor Espinoza, Felipe Maggiolo, Luis Garrido, Vicente Pifano, Manuel Esteban Puche, Carlos Hernández, Froilán Domínguez, Dr. Gabriel Matheus, Miguel Ángel Álvarez de Lugo, Dr. Carlos Quintero y Manuel Casas Bello.
En 1956, la Junta Organizadora estuvo conformada por Alfonso Avendaño H. (Presidente), Luis José González Herrera, Norberto Luis Dorta y José B. Rodríguez (Vicepresidentes), Víctor Julio Santeliz (Tesorero), José Apolinar Parra (Secretario), Cesar Morales Mora (Sub-Secretario) y Vocales: J.R. Pérez Pérez, Antonio Salom Lizarraga, Nicolás Ojeda, Felipe Rabán, Antonio Quesada, y José Agustín Riera y como coordinador el Sub Teniente José Pérez Reyes Zumeta.
Las reinas
Entre las hermosas damas que engalanaron las fiestas en honor al Santo Patrono San Felipe, en el periodo del 1935 a 1944, están: Julita Palencia (Miss Feria 1935), quien compite con Olga Olmeta, Alecia Cordido, Marina Meléndez, Ana Teresa Bello, C. Cordido, A. Amalia Álvarez, Olga Barroeta y Carmen Izaguirre. Posteriormente reinaron la nirgüeña Yolanda Antich (1940), Stella Nouel (1943) y Aracelis Roldan (1944).
Desde 1944 hasta 1949, hay un vacío en la elección de la reina y en las exposiciones, más no en la Feria y Fiesta al Santo Patrono San Felipe.
En 1949, resultó elegida Reina de la III Exposición Agropecuaria, la señorita Gilda Kreubel. En la década del 50, Belén Araujo (1952); María Auxiliadora Saturno (1953); Toñita Azuaje Álvarez de Lugo (1954); Elizabeth Salom (1955); tres reinas salieron electas el 20 de Abril de 1956: Egleé Leal, por el Centro Social de Empleados Yurubí, Gisela Pérez Pérez por San Felipe Country Club y Melba Olimpia Ríos, por el Club Centro de Amigos. En 1957 obtiene la mayoría de los votos María Josefina Auxiliadora Mazzei Curiel, representante del Club de Empleados Yurubí.
En los años referidos, las reinas fueron electas tras la metodología implementada de “venta de votos”, a los habitantes de la ciudad, visitantes, amigos, dueños de negocios o empresas, como por ejemplo las empresas contratistas de obras y compañías agrícolas. La mayoría de votos vendidos eran escrutados y con el resultado respectivo al último escrutinio se coronaría a quien engalanaría las festividades, sean éstas Fiestas Patronales, Ferias o Fiestas de Mayo o Ferias Agropecuarias e Industriales.
De las fiestas y otros aspectos resaltantes
Los pueblos no escapan de eventos como la depresión económica, guerras, aumento o disminución de productos agrícolas, efervescencia por los nuevos descubrimientos y explotaciones mineras; emigraciones del campo a ciudades tras la búsqueda de mejores modos de vida, caída de precios de productos en mercados internacionales e inestabilidad política.
A pesar de que muchos de estos eventos ocurrieron en ciertos periodos históricos a los que se refiere esta crónica, y afectaron al estado y por ende a la ciudad sanfelipeña, las festividades o fiestas tuvieron algunos altibajos, y aún así jamás se despojó al pueblo de sus fiestas engalanadas con indumentarias de diversos verdes degradados, coronada con las gotas sagradas de la lluvia de mayo y con la pedrería brillante de su gente, al abrigo de nuestro cielo, con ese esplendor inconfundible de nuestra heredad y al olor a tierra mojada, de jobos y pomarrosas.
A los actos religiosos en honor al excelso Santo Patrono, San Felipe, se les fue sumando por varias razones expuestas en los trabajos realizados, una serie de actividades, y destaca entre ellas el interés de gobernantes y de algunas personas que dirigieron de una u otra forma las festividades, impulsando a éstas por razones particulares, políticas y económicas y el entusiasmo de la población creciente, el apoyo a través de la construcción de espacios e infraestructuras que les otorgó mayor empuje pasando de un evento local a nacional.
De manera muy general se podría decir que se realizaron en todos los años los actos religiosos, que era y es su esencia, en los inicios las fiestas populares que coincidieron posteriormente con las de gala en clubs o centros sociales como el San Felipe Country Club, Centro Social Amigos, la incorporación de riñas de gallos y toros coleados realizados en calles, luego en la mangas de coleo construidas para ello; encuentros deportivos como maratones, béisbol, basquetbol, voleibol, y carreras de bicicletas, de antorchas y hasta de triciclos, entre desfiles de vehículos con la participación de los habitantes de la ciudad que los poseyesen; también se efectuaron terneras populares, juegos, piñatas, competencias de palo encebado, cochino enmantecado y hasta juegos de envite y azar, así como el lanzamiento de exposiciones con muestras agrícolas, pecuarias y artesanales de la región como las de 1940, 1942 y 1949, con música interpretada por la Banda de Concierto en recorrido por las calles y fuegos de artificio. Además se dispusieron decretos, resoluciones, programación organizada con nombramientos de Juntas y comisiones y por supuesto construcciones de infraestructura e instalaciones para el apoyo a las actividades como la Manga de Coleo Manuel Rodríguez Cárdenas, el Parque de Exposición Agropecuaria e Industrial “Severiano Jiménez”, en 1956. Igualmente se dio apoyo a través de la impresión o reproducción de la programación, avisos publicitarios, suplementos como el Suplemento Especial de las Ferias de 1955 y la incorporación de la elección de la reina.
Entre los documentos consultados se logró evidenciar: 1.- Según el Dr. Alfonso Bortone (en la entrevista antes citada), fue en el año 1930 que las fiestas cambiaron de nombre de Fiestas por el de “Ferias” con la llegada de Félix Galavís como Presidente del Estado Yaracuy. Se cree que porque él venía del Táchira, su ciudad natal y allí se celebraban las famosas “Ferias de San Cristóbal”, queriendo trasladar la experiencia a este estado y darle mayor “pomposidad” a las festividades nuestras. Asimismo, varios documentos coinciden en afirmar que fue bajo la Presidencia de estado del General Félix Galavís cuando se le “imprimió mayor vigor”, se le “dio empuje” o “impulso” para sacarlas de “simples festividades locales y llevarlas a ser concurridas por personas de diferentes regiones del país…”. De allí que se invitara para las riñas de gallos a las “afamadas cuerdas de los estados Lara, Portuguesa, Carabobo, Aragua; peleas que se casaban a través de telegramas enviados con anterioridad donde se especificaban los datos de pesos, medidas de espuelas, monto de dinero para la pelea casada. Así como también se cursaron invitaciones a los jinetes coleadores de los estados Portuguesa, Distrito Capital y Lara” y entonces la Feria empezó a ser reconocida en otros ámbitos de Venezuela.
2.- Para 1932, la programación revela que se trata de las “Ferias y Fiestas Patronales de San Felipe”, suscrita por los miembros de la Junta el día 22 de Abril de 1932 y enviada al Jefe Civil del Distrito para su conformidad. El Programa para la solemne celebración, abarcó los días del 30 de Abril al 03 de Mayo de ese año. Entre las actividades más resaltantes se inauguró el Estadio Deportivo “El Playón” con juego de basquetbol entre los clubs de Guama y Aroa; se concretó un programa especial religioso; retreta de gala en la Plaza Bolívar y otras retretas en la Plaza Junín, con iluminación especial y fuegos artificiales; amanecer con paseo de música y salva por las calles principales de la ciudad; riñas de gallos; picnic en los Baños de El Playón; toros coleados en la calle empedrada conocida como Piar (hoy 4ta. Avenida) para lo cual la Junta Directiva designó tanto a los Capitanes para los encierros de los toros a ser coleados, así como a los encargados de la instalación de las cercas en la calle Piar; hubo una función cinematográfica en el “Teatro Gómez” y un baile en el Centro Social Yaracuy. También se contempló el horario de cierre de los “establecimientos mercantiles”. (Ejemplar Periodístico Reencuentro. Año 1. Numero1 del 04.05.2007 que contiene el Programa de las Ferias y Fiestas Patronales de San Felipe en 1932).
3.- En el año 1935, se incorpora por primera vez la elección de la Reina de las Ferias y Fiestas Patronales como un atractivo a las festividades, Fue denominada “Miss Feria”. Julita Palencia, fue la primera Reina de las Fiestas de Mayo en 1935.
4. En los años 1939 y 1940, bajo el mandato del Dr. Luis Felipe López, también son consideradas las fiestas como “rumbosas” con un gran número de visitantes. Siguen marcando importancia los eventos de toros coleados en la Calle Piar con las respectivas cintas o lazos multicolores y flores para la premiación de los jinetes ganadores por parte de las jóvenes asistentes, los palcos adornados y riñas de gallos, eventos con invitaciones y participación de estados vecinos como Lara y Portuguesa.
En 1940 se realizó una exposición o muestra agrícola pecuaria “con animales domésticos”, en los espacios del parque Junín y del Club Social Yaracuy en la cancha de tenis ubicado en la 5ta avenida (hoy Libertador) con la calle 15. La reina fue la nirgüeña Yolanda Antich, según el Dr. Bortone en la entrevista citada y en el documento denominado “50 años de feria”.
Esta exposición agropecuaria contó con la organización de una Junta y además con apoyo o colaboración del Ejecutivo estadal y de un Comisionado especial, Juan Silva, además de los jefes civiles de diferentes distritos del estado para la recolección de muestras. Se ejecutaron actividades de movilización que contempló la elaboración de cajones para la protección de las muestras, alquiler de transporte y limpieza de los espacios. Hubo premiaciones en el marco de las exposiciones, el primer premio fue obtenido por Santiago Giménez, nativo de Urachiche, según lo expuesto por la periodista Páez (1996).
5.- Para 1942, bajo la administración del Dr. Gustavo Giménez Liscano, se realizó, con apoyo del Ministerio de Agricultura y Cría, una segunda exposición agropecuaria, igualmente con premiaciones a los mejores productores agrícolas y pecuarios, seleccionados por el jurado compuesto por Félix Palacios, Manuel Rodríguez, Bartolomé Salom, Hernani Becerra, Héctor Blanco Fombona, Roberto Elizondo. Las premiaciones consistieron en “arado de tracción animal, cultivadora de tracción animal y un equipo Walff para horticultura y 500 Kg. de arroz Fortuna”, según una cita reflejada en el trabajo de la periodista Páez (1.996).
6.- Entre los años 1944 al 1949 hay un vacío en la elección de la Reina y en las exposiciones, más no en la Feria y Fiesta al santo patrono San Felipe, es decir, en la programación religiosa.
7.- En 1949, siendo gobernador Héctor Blanco Fombona, se realizó una tercera exposición agropecuaria e industrial. La pecuaria fue montada en la Avenida 19 de Abril (hoy 2da avenida), con la construcción de corrales con bambúes, estantillos de madera y mecate, entre árbol y árbol. La muestra agrícola e industrial se efectuó en la Casona que fue de Don Severiano Jiménez. Según el Dr. Alfonso Bortone, él propuso la realización de esta exposición en reunión que fue convocada en el Palacio de Gobierno para la elección de la Junta de Ferias y Fiestas. El evento contó con todo el apoyo del gobierno nacional y regional a través del Ministerio de Agricultura y Cría, dirigido por Amenodoro Rangel Lamus, el Director de Economía Agrícola, Gonzalo Patrici y una comisión técnica enviada de la capital y por el Director de Agricultura de Yaracuy, Luis Infante Betancourt, momento en el cual se mostró el potencial que para entonces tenía Yaracuy en el área agrícola y pecuaria.
El equipo de organización y trabajo estuvo conformado por Rosendo Núñez, Jacinto Torres, Román Belisario, Mateo Troconis, Ruperto Abreu y Antonio Lecuna Baldó, Zaid Lecuna y Tomas Longobardi.
Para 1952, no se realizó la feria agrícola pecuaria por un brote de fiebre aftosa que atacó los rebaños vacunos de la región. Pero sí se eligió la reina de la Ferias y Fiestas: Belén Araujo.
Periodo 1953 a 1957, bajo la administración del Dr. Guillermo Cordido Rodríguez, ocurren varios hechos importantes con respecto a las festividades denominadas hasta ahora como Ferias y Fiestas de San Felipe, entre estos se destaca en 1953 a la llegada de Cordido Rodríguez, recuerda el Dr. Bortone que la exposición agropecuaria e industrial se realizó donde funcionó la Cárcel Modelo, en la Avenida Yaracuy, que luego fue convertido en el Internado “Ricardo Hernández Ortiz”. El presidente de esta Feria fue el reconocido coleador “El negro Avendaño”.
Se inauguró la manga de Coleo “Manuel Rodríguez Cárdenas”, en la Avenida 19 de Abril, construidas las talanqueras y palcos con madera de “Flor amarillo, vera y danta”, con una medida de 300 metros de largo y 10 de ancho en terrenos que fueron de la Compañía de Ferrocarril Bolívar y luego pasaron a ser municipales, señala la periodista Páez en su investigación entregada al Centro de Historia de Yaracuy. Cabe hacer mención que en la “Historia de los toros coleados en Venezuela” (página web http://www.talabarteriajrranch.com/index.php/casco-deportivos/61-general/461-historia-de-los-toros-coleados-de-venezuela) expresa: “Los entendidos recuerdan, como punto de partida, aquel extraordinario paso de la asociación inicial fundada en San Felipe, estado Yaracuy, en 1941”, es decir, en nuestro estado se fundó la primera asociación de coleo.
En la página web http://www.lomejordelcoleo.com.ve/w/?p=214 en un artículo denominado “Aquiles Fernández Leyenda del Coleo”, refiere una anécdota con respecto a la inauguración de una manga de coleo en San Felipe, lo siguiente y que se puede presumir se refiere a la manga “Manuel Rodríguez Cárdenas”: “Con el Dr. Infante, Aquiles cuenta que en una inauguración de la manga de San Felipe, el negro Avendaño era el jefe en Yaracuy y salió a buscar el Gobernador para inaugurar la manga. Pero como se dilataba mucho el Dr. Infante en vista de lo tarde mandó a soltar y colear el ganado. Cuando llegó el Gobernador y el Negro, ya los toros se estaban terminando y el negro pasó la pena con el Gobernador. Al otro día el Dr. Infante le bautizaba un hijo al negro Avendaño, pero antes de entrar a la iglesia el Negro le dijo a Simón: “Si no quieres ser compadre mío, nos tenemos que dar unos carajazos por lo de ayer”. De inmediato fueron a la iglesia procedieron y se arreglaron entonces el Negro le dijo ahora sí es mi compadre y se procedió con el bautizo de rigor. Hombres de otra época.
En 1954, seis candidatas compitieron ese año por el reinado, resultando electa -tras los escrutinios realizados en la Radio Yaracuy- Toñita Azuaje Álvarez de Lugo; “Toñita I”, de 19 años, fue coronada por el Gobernador Cordido Rodríguez, en el atrio del Palacio de Gobierno. Tanto en la Plaza Bolívar y en las calles adyacentes se agolpó mucha gente para celebrar los actos. Entre las actividades contempladas en la programación se señalan cinco bailes importantes: uno en un hotel que se inauguraba, y tres en el Country Club y uno en la hacienda “Jobito”. Dos de éstos fueron campestres ofrecidos por Guillermo Cordido y su esposa Doña Esther Valery y por Toñita I. La orquesta musical que se anotó los triunfos nuevamente fue la de Pedro J. Belisario. En los barrios de la capital se efectuaron bailes populares; hubo terneras, piñatas, palos encebados, carreras en burro y saco para diversión del pueblo.
Ya para 1955, se produjo un cambio en la denominación y objetivos de las Ferias. Por resolución del Gobernador de fecha 1° de Mayo, atendiendo a las políticas de fomento a la agricultura y cría del país, establecidas en el nuevo Ideal Nacional del Gobierno de Marcos Pérez Jiménez, se decreta, en el artículo 1° “Verifíquese el 1° de Mayo de cada año en la capital del estado, una Exposición Agro-pecuaria e Industrial, de carácter regional”. Su organización y coordinación estaría a cargo de una junta de carácter ad-honoren y permanente, conformada por Jacinto Torres, (Presidente), Julio Matheus Márquez, Nicolás Daza Rocha, J.M. Manzo Núñez y el médico regional. La feria se efectuó en el Parque Junín por no haber local apropiado.
De modo que desde 1929 hasta 1996 hubo Ferias y Fiestas al Santo Patrono (Ferias de Mayo), Reinas de Fiestas y Ferias de Mayo y Exposiciones Agropecuarias e Industriales.
En el trabajo citado del año 1996, de la periodista Páez (pág. 12), expone lo siguiente: “De allí que tengamos XLVIII Reinas de Ferias y Fiestas de Mayo (1935-1996), LXII Exposición Agropecuaria e Industrial (1955-1996) LXXXVI Fiestas y Ferias de Mayo (1910-1996), aunque la elección de la reina estuvo interrumpida y la exposición también, entre ellas existe una gran diferencia, la segunda se hizo oficial mediante Decreto del Ejecutivo, la elección de la reina no. Y tal como su nombre lo indica al mezclar fiesta y feria, la fiesta al santo patrón tuvo continuidad en las Ferias”.
En 1956 se creó el Parque Exposición Severiano Giménez”, por decreto dictado por el Dr. Cordido, el 26 de abril de 1956, cuyo artículo 1° reza “Procédase la construcción en esta ciudad de un Parque destinado a exposiciones agropecuarias e industriales…” y el artículo 2° dice “Denomínese dicha obra “Parque de exposición Severiano Giménez…”, como un reconocimiento a los méritos de hombre de trabajo y ciudadano de este “hijo del Yaracuy”. En noticia del Diario el Yaracuyano del 25 de marzo de 1956 aparece reflejado: “Se construye Parque permanente para Exposiciones”. Cabe mencionar que las especificaciones y diseño del Parque pueden ser revisadas en el documento de la periodista Páez entregado como colaboración el Centro de Historia del estado Yaracuy. pág. 4.).
Tres reinas engalanan las Ferias y Fiestas Patronales de San Felipe de 1956 (según la programación del 21 de abril de 1956): Egleé Leal, Melba Olimpia Ríos y Gisela Pérez Pérez. Las fiestas cívicas parten desde el día 27 de abril y las festividades religiosas desde el 28 de abril culminando ambas el 03 de Mayo de 1956. Entre los eventos y actividades más resaltantes contenidas en la programación se tienen repiques de campanas, misas, procesión del Santo y de la Santa Cruz desde la Iglesia Matriz hasta la Cruz de Valle Hondo; fuegos artificiales, desfile de automóviles, motocicletas, bicicletas, por las principales avenidas y calles de la ciudad (se insta a los propietarios de vehículos a prestar su concurso para que luzca mejor el acto); también hay cabalgatas con trajes típicos, actos en el atrio de la Casa del Maestro donde serían Coronadas las Reinas por el Gobernador, participación de la Banda del Estado en muchos actos con paseos musicales por las calles y avenidas de la ciudad; carreras ciclísticas, riñas de gallos en la Gallera Municipal “Jirajara”; inauguración del parque de exposiciones Severiano Giménez con presencia de representantes de instituciones nacionales y elementos representativos de la agricultura y cría regionales; bailes o fiestas típicas bailables con la orquesta de Pedro J. Belisario en su mayoría, en los locales: Centro Social de Empleados Yurubí, Hotel Valle Verde y en el San Felipe Country Club; carreras de antorchas, retretas populares y de gala en las Plazas Bolívar y Miranda; desfile de las reinas y sus cortes de honor en un lujoso automóvil convertible, toros coleados, carreras de bicicletas y velocípedos, encuentros deportivos de béisbol, maratones, bolas criollas, natación, carreras de caballos y de burros, entre otras actividades.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s