Navegando en la cresta del Yaracuy

Todos asombrados señalaban la existencia de aves y lagartos, mientras Magaly retrataba el instante para la crónica

Todos asombrados señalaban la existencia de aves y lagartos, mientras Magaly retrataba el instante para la crónica

Con la maravillosa vivencia expedicionaria, los cronistas navegamos en el espinazo del torrente hecho historia, desde la costa azul, cuesta arriba, en una travesía ataviada de paisajes verdes, entre el cuchicheo de las voces del boscaje que enunciaban vivencias, contemplando los matices verdes y azules, y todos los colores entreverados para la vida se fundieron a una sola visión. Y el río estaba allí igual que ayer en el frenesí tropical, vertiendo vida sobre espejos de aguas maravillosas, colmado de bendiciones para percatarnos de lo que tenemos y de lo que somos.

Y en el zarandeo de las olas dulces estaba Magaly Martínez, navegando en la cresta de la corriente como notaria de la fe pública sobre el peñero en que viajábamos, capturando los registros del tiempo con su cámara para los relatos de la historia. Fue hermoso recorrer ese río; verlo libre y sin cadenas, lejos de las ambiciones que no se necesitan. El río retratado desde todos los ángulos derramando sus riquezas hacia la inmortalidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s