La ciudad se divierte en el San Felipe de ayer

Al Cine Junín llegó Antonio Aguilar en 1957; en el Cine Yara y Cine Tropical proyectaron “Lo que el viento se Llevó” con Vivian Leigh y Cart Gable

William Ojeda García

Cuando salió al aire Radio Yaracuy en 1948, en cualquier rincón aprovechaban su amplitud modulada y potente dial para armar bonches. Era una bendición. El pueblo tenía voz propia, la emisora animaba sus quehaceres gracias a la gente con visión de futuro que abrió un mundo de posibilidades llevando la nave a buen puerto; allí estaba don Jesús Elorza. La fidelidad de sus sonidos hizo bailar a más de uno, disfrutando la tecnología de aquella revolución radial. La ciudad sentía en voces su cotidianidad, por donde el pueblo drenaba inquietudes.

Un grupo de damas del San Felipe de ayer

Un grupo de damas del San Felipe de ayer, Elsa Kreubel, Elizabeth Salom, Martha Salom, Amalia Torres y Aída Saturno, entre muchas hermosas chicas

La gente se enteró de muchas cosas como la construcción de la manga de coleo “Manuel Rodríguez Cárdenas”, la piscina “El Playón” reinaugurada el 02 de Diciembre de 1953, el parque “Severiano Jiménez”, inaugurado el 28 de abril de 1956; la elección de reinas de la Feria de Mayo: Gilda Kreubel en 1949, Belén Araujo 1950; María A. Saturno en 1953; Toñita Azuaje 1954; Elizabeth Salón 1955; Egleé Leal, Gisela Pérez y Melba Ríos tres reinas electas en 1956; Josefina Mazzei 1957, Elba Garrido en 1958; Nancy Tejera en 1959; Mildred Torrealba 1960; Teotiste Ludewig 1961 y Martha D`Lima 1962, entre tantas hermosas damas del San Felipe de ayer.

Eglé Leal

La Reina Eglé Leal, en un baile de gala de las Ferias de Mayo 1956

Inocencio Díaz, de Zumuco, cantaba allí y Petrica Guédez recitaba al lado de Francisco Luzón. A Gilberto Mendoza (Burro con maña), de Foto Las Américas, lo llamaban al Telf. 1960 y enseguida se acercaba al lugar a retratar a los artistas. Sonaba el vals “Visión Porteña”, de Pedro Pablo Caldera, quien murió en 1953. Vino César Girón a San Felipe en 1955; se oía a Jorge Negrete y se informó su  muerte el 5 de Diciembre de 1955. Pedro Infante cantaba a placer e informaron su trágica desaparición el 15 de Abril de 1957. Sonaba la Sonora Matancera; Nat King Cole, Carmen Delia Depiní, Leo Marini y Olga Guillot se lucían con los últimos éxitos. Lucio Gallup con su programa cultural movía pasiones y el espacio de Aída de Morales premiando niños con pocicles “La Estrella”. Desde el estadio “Yurubí” se transmitía béisbol en voces de Efraín Guevara, Enrique Tirado y Cruz Ramón Galíndez. Juan Velásquez e Hipólito Vásquez con sabrosos programas y el flaco Guido Reyes Zumeta, Néstor Orozco, Oswaldo Quiroga y Mario Isea, unas “estrellas” manejando controles de la estación. Se anunció el record mundial en 100 metros planos de Horacio Estévez, el 14 de agosto de 1964. Luis Ortiz, Juan Neptalí Silva y los hermanos Fermín, Toño y Vicente Silva Villanueva y Amílcar Segura daban el feliz año el 31 de diciembre. En 1967 salio Radio Reporter Yaracuy de la AVP y el pueblo se enteraba de todo. Se escuchaba a Carmelo Orozco y Luis Segundo Pérez Lara y sus “Estrellas de la Mañana”. El pueblo sintió la destrucción de la Iglesia Matriz construida en 1864 y vio nacer al estadio Yaracuy en 1964, y el gimnasio cubierto “Nicolás Ojeda Parra” en Julio de 1969.

La emisora anunciaba al “Restaurant 9 de Diciembre”, de Felipe Rabán con sus exquisitas empanadas a Bs. 0,25 (un mediecito), cambures pasados y longanizas de Carlos Emán; guarapos de Manuel Esteban Quiroga, majaretes en la bodega de Rito Martínez; la Barbería 900 del popular Pepe, afeitaba a Bs. 2,00; a Regino que afeitaba en su casa por tan solo Bs.1,00; al Bar Paraíso y El Avión con medias jarras bien frías y la llegada del rodeo a San Felipe en 1969.

En 1961 informó sobre un apagón en el parque “Severiano Jiménez” cuando el Presidente Betancourt inauguraba la exposición agropecuaria. El Twist causó furor y El Súper Combo Los Tropicales y Willy Quintero con su  Banda Borracha tocaban en Club Piedra de Oro, donde rumbeó Noel Petro y Los Corraleros de Majagual. Vino el Circo Razzore con la espectacularidad de su burra “Toribia” meneando la colita como el Pato Donald. Comentó el salto en paracaídas, al centro en una plaza de toros, del matador Carlos Málaga “El Sol”; el baile ferial con Víctor Piñero y sus Caribes en 1965 en el Club Centro Amigos”. El Bar Cocorote vendía la Cuba Libre a Bs. 2,50 y la octavita de Carnaval en el Club Teléfonos, la entrada costaba Bs. 20 en 1963 y las rumbas en los clubes Monte Oscuro, Los Eléctricos y en el Bar Musural de Guama se bailaba sin parar.

Radio Yaracuy convidaba en 1963 a un sarao en El Naranjal de Cocorote con la orquesta de Pedro J. Belisario. Y sonaba “Moliendo Café” de Hugo Blanco, “El Perico” del  grupo “Los Tucusitos”: el mosaico del  63 de Chucho Sanoja, Trío Venezuela con “Magia Blanca”, Rafael Montaño, Adilia Castillo y el Golpe tocuyano; sonó el primer LP Gaita Zuliana en 1961 de Rincón Morales y Ricardo Aguirre. Anunció la obra “La Cena” en el “Arístides Rojas”, dirigida por Jacobo Ramírez en 1969; se oía El Cocotero de Lila Morillo, Mario Suárez y Sabaneando; Néstor Zavarce con el Pájaro Choguí y Cinco Pa`Las Doce.

En la Carnicería El Parque un kilo de bistec costaba Bs. 2,50 en 1961 y  la Carnicería y Charcutería Paris, Abastos Cabrera, “Abastos Quinta Avenida” de  Sabino Alcina con golillas; las consultas en Clínica “San José” del Dr. José R. Kingsley costaban 10 bolívares y arreglaban dientes y muelas Héctor P. Ameliach, Lesbia Domínguez, Armando Valbuena, Ricardo Real y César  Vethencourt. En la quincalla de Pedro Miguel Estrella se conseguían yunques y campanas, y Guillermo Roldan vendía hasta garabatos. Gervasio Parra llegó a vender en su pulpería lapas vivas. Higinio y Adolfo Pereira, eran los mejores sastres de la ciudad y en el restaurant de Gladis Torres, un almuerzo bien resuelto costaba Bs. 4,00, mientras La Sucreña vendía el mojicón como pan caliente.

Al Cine Junín llegó Antonio Aguilar en 1957; en el Cine Yara y Cine Tropical proyectaron “Lo que el viento se Llevó” con Vivian Leigh y Cart Gable.Se anunciaban gangas en zapatos Lucas, Walkover, Laura y Rex. En 1960 Vicente Silva promovía patines Winchester para ir a la plaza mayor en las misas de aguinaldos, también ofertaba medias Mariselita, Bilcreans para el cabello,  colonias Atkinson y Pino Silvestre; talco Sonrisa, desodorante Valet de bolita, detergente F.A.B.; Cariaquito Morao contra la pava y un carrito Volkswagen valía 4 mil bolívares “fiao” y una bicicleta Raleigh, Bs. 50,00. Federico y su Combo animó un bochinche en honor a la reina Gladis Hernández en 1964 y narraban las tardes de toros coleados con sus estrellas. En el Country Club, 1962, debutó cantando Emilita Dago con Los Melódicos. Comentaba los periódicos El Reportero, Avance, El Caimán, El Quiquiriñao, El Cocoroteño, El Chuzo, “Por Qué” y Florentino Oropeza ganaba maratón de los Panamericanos de Sao Paulo. Jorge Humberto Saturno, Ángel T. Perruolo L. y Pablo Cidérico Avendaño vendían carros nuevecitos. En el Sellado del 5 y 6 de Luis Pérez la gente buscaba suerte y los músicos Rafael Moreno, Manuel Alvarado, Otilio Galíndez, Luis Serrano, Teofilo Domínguez eran muy nombrados. Se creó el Cuerpo de Bomberos y rindió homenaje a Cherry Navarro fallecido en septiembre de 1967 quien poco antes había cantado en San Felipe. Sus Radio-Maratones recolectaban juguetes para niños pobres y enfermos, alimentos y medicinas para necesitados. Vino Simón Díaz con Candelaria y Natividad, imponiendo El Cigarrón Colorado y Súper bloque e informó la caída del puente sobre el Lago de Maracaibo en 1964 y muchos zulianos residentes en Yaracuy se comunicaban con su emisora para saber la suerte de familiares.

Matrimonio

Matrimonio de Gladis Garcia y el Dr. Aquiles Longobardi

Vino la lucha libre en 1963 con Bernardino Lamarca, El Chiclayano y El Apolo Venezolano. Raquelita Castaños, cuyo padre era diputado en Yaracuy, imponía la canción “Manos Adoradas”. En 1967 Anisabel Pérez Alvarado fue Reina del Deporte y se construía la Casa del Periodista. Los Latinos y “Yara Boys” daban la hora y la tienda “Buenos Aires” vendía calzones de kaki Ruxton en 15 bolívares. Se creó la Diócesis de San Felipe en 1966 y vino el Primer Obispo Márquez Gómez en Febrero de 1967. Transmitió el triunfo de Rafael Caldera en 1968 y la llegada a San Felipe del Campeón Olímpico Francisco “Morochito” Rodríguez en Julio del 69. El inolvidable Humberto Valero, Francisco Almarza, Ramón Parra Pinto, la voz de trueno de David Pérez Velázquez y el Programa Venezuela y México de Elena Peñaloza; “Gigantes de la Literatura” de Rafael Zárraga; “Pensando en Usted” y “Mensaje Médico” con Simón Ramírez Trejo y su eterna Cecilia. Programas navideños de Vicente Silva  alegraban la ciudad y el Trío Los Galanes, Conjunto Paramaconi, “Añoranza”, Franklin Sánchez, Nuestro Grupo de Benito Monsalve, Sueños Azules, Armando Arteaga y su Guitarra, Felipe Domínguez y su Trío, Lorenzo Víez, Cinco Yurubí, Manolo Camacho, Guillermo y Francis García, Trío Universitario y muchísimos  artistas cantaban en la emisora madre. Humberto Montserrat Díaz daba rienda suelta a su sensibilidad creadora. Se escuchaba “Estanque de mi Casa” de Enrique Tirado y “San Felipe” de Jesús Reverón. La Curia Diocesana tenía un programa conducido por Oriol Parra y la Hermana Leticia. Sonaban los “tubazos noticiosos” de Rodolfo Vásquez Fuentes. Juan de los Santos Contreras, “El Carrao de Palmarito”, Eneas Perdomo, Francisco Montoya, José Romero y Ángel Custodio Loyola cantaron allí. Fernando Falkenhaguen, Euclides La Cruz Parra, Jaike Romero, Carlos Limardo, Ricardo Proaño y Hermes Lozada Riera fueron señores de la radio. El Programa Integración Yaracuyana de Bartolomé Salón Lizarraga, Bartolomé Salón Olmeta y Nicolás Ojeda Parra dejó huella; igualmente “Estudio Deportivo” con Amado Navas, Francisco Navas, Pedro Manuel Rivas y Federico Aranguren. El vozarrón de  Alexander Freitez Pulido, algo único, una historia.

Hoy, dirigida por la periodista Noelia López y recientemente por Pablo Flores, junto a valiosos profesionales, sigue llevando sonrisa a la ciudad. Cuando cerraron la radio en 1976 en el gobierno de Cándido Pérez Méndez, la ciudad protestó defendiendo lo suyo porque estaba edificada en códigos honestos que aún mantiene con pensamientos abiertos. Y la ciudad disfruta su radio porque se identifica con su manera de ser, en sus inquietudes y emociones, es un sentimiento sembrado en su alma. Así fue y sigue siendo Radio Yaracuy.

Anuncios

Un pensamiento en “La ciudad se divierte en el San Felipe de ayer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s