Wiston Durán, periodista gráfico 100% de alto calibre

“Reporteros y periodistas deben ganarse la confianza del público”

Anabel Arenas

Foto: Pedro Hernández

 Yaracuy es un vivero de potencialidades, aquí nace gente talentosa que ofrece sus obras para deleite de esta y nuevas generaciones, bien en el campo de la medicina, como Félix Pifano, con un legado brillante en la investigación científica y docencia médica; Pedro Maya, el coleador más recio en esta faena; Arístides Bastidas, genio y figura del periodismo científico nacional, entre muchos personajes a quienes les rendimos homenajes después de muertos.

A nuestro entender es en vida cuando deben expresarse estas demostraciones de afecto y solidaridad, para consolidar en el presente el amor y respeto por su obra.

Wiston Durán es ejemplo a seguir por su profesionalismo y constancia en el mundo de la comunicación social

Wiston Durán es ejemplo a seguir por su profesionalismo y constancia en el mundo de la comunicación social

A diario, las calles de Yaracuy y muchos vericuetos del mundo han sentido las pisadas de un batallador polifacético que ha brindado innumerables frutos tanto en lo profesional como personal, dispuesto siempre además a dar lo mejor de sí para brindar al estado la perfecta delineación de su existencia, en este caso desde la perspectiva fotográfica. Es Wiston José Durán Belizario; reportero gráfico 100% yaracuyano, con más de 40 años de experiencia profesional.

Wiston nació el 1ero de Enero de 1949, hijo de Esilda Belisario y Cruz Antonio Durán, contando en su hogar con 7 hermanos. Comparte su vida sentimental desde hace 31 años con la docente Lina Mercedes Juárez. Sus hijos Wiston, Eggy, Jesús, Anabel, Cruz, y Cecilia les han dado el fruto de 10 nietos de quienes disfruta cada vez que el periodismo gráfico le permite. La familia es su inspiración, el mantenerlos unidos con deseo de luchar y trabajar para su educación, es su norte. “Hoy en día el valor de la familia se ha perdido mucho”, afirmó.

En blanco y negro

De la mano de grandes profesionales, Wiston incursionó en el mundo de las gráficas en el año 1960, en la Imprenta del Estado, donde trabajaron periodistas de la vieja Asociación Venezolana de Periodistas (AVP), entre los que destacaban Rafael Dudamell, José Antonio Vásquez, Elías y Remberto Baquero, así como Nicolás Ojeda Parra, quienes redactaban para un periódico de circulación regional.

Durán dio sus primeros pasos en la tipografía como ayudante, llamándole la atención la fotografía en manos de Luis Fernando Sedano y Giorgio Lombardi, ambos maestros de los fotogramas periodísticos.

Desde la imprenta fue enviado a Caracas para estudiar fotografía en la Kodak de Venezuela, siendo su maestro Germán Pinalafe; un español que era el director del Centro Fotográfico del Ministerio de la Defensa, teniendo curso intensivo en la técnica del blanco y negro, claroscuro, para egresar como técnico en fotografía aplicada a las artes gráficas. Sería éste el punto de partida. Luego vendrían los éxitos uno tras otro.

El periodismo lo lleva en sus venas

Al retornar a San Felipe, William Ojeda le abrió camino en el periodismo al servicio de la corresponsalía de El Nacional, dirigido en Yaracuy por el decano del periodismo Nicolás Ojeda Parra, y es entonces cuando hace dualidad con el periodismo y la Imprenta del estado.

Durante la estadía en la Imprenta, recorrió varios cargos hasta ocupar la dirección entre ellos fotograbador, prensista, fotolitógrafo, cajista, impositor y linotipista por más de 27 años ininterrumpidamente. Unió su vida a dos oficios que le apasionaron desde un instante y para siempre, pero supo bien temprano que el periodismo era parte de su vida el cual convirtió en su ropaje porque lo llevaba en las venas por las que corrían químicos reveladores y fijadores de películas fotográficas.

No se le escapaba un tiro

En su amplia experiencia como el pionero de la fotografía en Yaracuy, Wiston Durán fue corresponsal de El Nacional, Notitarde, con Julio César Hernández; Diario El Informador con Pedro Pablo Cárdenas y  El Impulso con Oriol Parra, quien fue honrado con innumerables reconocimientos que lleva en el baúl de sus recuerdos.

Los premios Héctor Alcalá Poza (Cley), José María Gil Gil (Gobernación), Hilario Estanga (Ivey), Consejo de la Orden José Joaquín Veroes (Gobernación), así como premios del antiguo Instituto Nacional del Deporte (IND), forman parte de su mochila profesional.

En ese duro batallar de entonces, con esos periodistas consumados de la añeja AVP, fue reconocida su obra profesional e impecable hoja de servicios, trabajando sin descanso, muchas veces adentrándose en montañas tras largas caminatas para llegar al lugar donde cayera una avioneta y ser el primero en capturar la escena para la posteridad, para lo cual andaba con su cámara al hombro siempre dispuesta con su carga de 35mm, a la que jamás se le escapó un tiro pues donde ponía el ojo, ponía la foto.

De premio en premio

Durán participó en el concurso nacional de fotografía en el año 1980, establecido para aquel entonces por la Organización de Gobernadores de Venezuela, obteniendo el primer lugar con la obra “Abanico quemado”, fotografía del cerro chamuscado detrás del Hospital Central.

Primer premio en Cojedes con la obra fotográfica con la técnica blanco y negro “tela en Movimiento”, indicando que hoy en día se llena de grandes satisfacciones, contando en su hogar con una periodista, (quien suscribe la nota), y el Reportero Gráfico egresado del Instituto de Ciencias Audiovisuales en la carrera abierta en fotografía artística, Cruz Durán.

Exposiciones como “Rostros de Yaracuy”, “Escrudiñando el teatro en Yaracuy” y la exposición emblemática “luz, tiempo e imagen”, reflejó la enseñanza en quien incursiona en el arte como la captación fotográfica.

Sin pasaporte ni visa

Como experiencias que han dejado huellas en su profesionalismo, Wiston recordó la guerra cívico-militar que libraba el pueblo aguerrido de Nicaragua, para cubrir las incidencias junto a su compadre y amigo William Ojeda García.

Sin pasaporte ni visa, ambos profesionales llegaron por La Vuelta- La Cruz, frontera con Costa Rica, donde captó imágenes y Ojeda la historia escrita desde el Diario La Prensa para remitir la noticia al Diario El Nacional. Luego de 27 días cayó la dictadura del presidente nicaragüense y retornaron por México, donde les brindaron asilo la familia yaracuyana de Ángel Milla.

“Pasamos muchos sustos exponiendo nuestras vidas, nos caían desde los aviones bombas caceras, con pipas llenas de nafta, gasolina, cuñetes de pólvora con fragmento de hierro, y aún así cubrimos la noticia”, recordó Durán.

A patear la calle

En el año 1990 luego de haber sido jubilado de la Imprenta, emprende otro rumbo en la carrera fotográfica en el diarismo, compartiendo honores con profesionales del periodismo de reconocida pluma. Allí enfrenta otro destino: La fotografía digital. “Con mi experiencia consideré que no era difícil dominar esta técnica”, afirmó.

En el diarismo ha captado la historia deportiva con el ciclismo durante siete juegos nacionales; la liga de beisbol profesional en Lara, Portuguesa, Carabobo y Aragua. Cobertura a cinco vueltas a Venezuela con el periodista Hermes Iznaga Martínez; primer campeonato mundial de patín lineal, dos únicas vueltas al Yaracuy; copa Deivis de Tenis de campo, futbol profesional y juegos Copa América, entre otros.

Militar, bombero, paracaidista y deportista

Cumpliendo su trabajo en la Imprenta, Durán logró consumar otras actividades paralelas en su vida, como pertenecer al Grupo Aéreo Transportador de Aragua, de la Base Aérea de Palo Negro con el Maestro Sargento José Luis Bolívar Croeño, a quien agradece sus enseñanzas.

Fue paracaidista profesional; submarinista de rescate de la Base Naval de Puerto Cabello, con el Maestro Superior Jesús Laerte Ovalle, sirviendo de rescatista y salvamento en diversos espacios acuáticos en Yaracuy y Venezuela.

En el año 1997 participó con el teniente Alberto Pinto Ruiz y los periodistas Francisco Moens y William Ojeda, en los rescates de documentos y personas en Nicaragua durante la tragedia recibiendo año nuevo y cumpleaños en otra latitud.

Fue también integrante fundador del Cuerpo de Bomberos del año 1958 a 1965 con el rango de Sargento Primero, compartiendo gratos recuerdos gratificantes con el Comandante Rafael Miguel García. “Este honorable bombero, condujo a este servidor público bajo el lema, disciplina y abnegación”, dijo con orgullo vivo el profesional de la lente.

En su vida bomberil combatió incendios forestales, participó en los congresos Bolivarianos de Bomberos en Guayaquil, Cali y Panamá, en este último país, representó a Venezuela llevando en alto un bastidor como el abanderado.

Practicó deportes como boxeo, natación, submarinismo, lucha olímpica siendo su maestro en ésta última disciplina Alberto Pinto, derrotando en la sub 20 a su contrincante Elías Herrera. Actualmente se dedica la cacería deportiva y submarinismo.

Fundador del Círculo de Reporteros Gráficos en Yaracuy (CRGV)

Durán demuestra su orgullo cuando habla de su casa profesional, al indicar haber sido fundador de la primera secretaría del CRGV seccional Yaracuy, y reelecto para un segundo periodo. Para los 50 años de la creación a nivel nacional durante su gerencia, se celebró el 50 aniversario y presentó una obra de 36 piezas con la técnica blanco y negro “arte y cultura”, siendo inaugurada por el ex presidente Rafael Caldera.

A ganarse la confianza del público

El consejo de un pionero y libro viviente del periodismo gráfico es necesario, por ello no dudó en invitar a las nuevas generaciones de profesionales del periodismo a dedicarse por entero a realizar una excelente obra para que perdure a través del tiempo y el espacio; trabajar con aplomo, ética y objetividad para ganarse la confianza del público que lee y observa la gráfica. Los gremios periodísticos deben unirse, dijo, pues sólo la unión hace la fuerza, y es un buen modo de cubrirse las espaldas porque uno sale vivo a cubrir su fuente, pero no sabe si llega de otro modo, como lamentablemente ha sucedido con otros colegas.

A modo de despedida, abrió el diafragma de su alma convertida hace años en cámara réflex, para destacar que “La fotografía conlleva a una buena toma con delimitación y enmarque del arte porque nosotros somos artistas del lente y debemos tomar en cuenta la delineación de la perspectiva”. Este paisano es Wiston Duran.

Anuncios

Un pensamiento en “Wiston Durán, periodista gráfico 100% de alto calibre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s